El convenio sí alude a una alta incidencia en la violencia contra las mujeres, pero obliga a no discriminar por razón de género y a proteger a todas las víctimas por igual independientemente de su sexo.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que justifica la asimetría penal en los casos de violencia doméstica, y que establece que todo tipo de agresión contra una mujer en el seno de una relación debe considerarse violencia de género, sigue dando de qué hablar.

Ya no sólo porque consagre la discriminación en función del sexo o pervierta el concepto de violencia de género, sino porque contraviene el Convenio de Estambul sellado por el Consejo de Europa en este ámbito.

Un reconocido magistrado tuitero, conocido bajo el pseudónimo Judge the Zipper, ha desarrollado un hilo en el que no sólo pone en cuestión la sentencia del Supremo, sino que echa por tierra el mantra feminista sobre el Convenio de Estambul y la imposición de la ideología de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *